8 ene. 2010

Pueblo Enfermo: Un siglo después

En 1909 fue publicado el controversial ensayo "Pueblo Enfermo" de Alcides Arguedas. Una especie de radiografía de la sociedad boliviana del momento que 100 años después (2009) pareciera seguir vigente.

A continuación, presento un listado de los "síntomas" que según el ensayo diagnosticaban la "Bolivia enferma". Además, añado mi opinión sobre la vigencia o no de cada síntoma:
  • Racismo: Desentendimiento cultural entre aymaras, quechuas, cholos (mestizos) y blancos (Vigente: Hoy evidenciamos el choque cultural entre dos visiones: comunitarismo indígena e indivindualismo liberal de "k'aras").
  • Regionalismo: Los bolivianos se pelean por insignificancias como qué ciudad tiene la calle más larga (Vigente: Hoy seguimos con peleas por cuestiones irrelevantes como quién tiene el mejor carnaval o el Cine Center más grande).
  • Megalomanía y caudillismo: El boliviano al vivir rodeado de grandes montañas, ríos y hermosos paisajes se cree el centro del mundo. Sus líderes, por ende, tienden a ser caudillos totalitarios ( Vigente: Hoy la mayoría de los bolivianos cree que todo el mundo está atento a Evo Morales y su "exitoso" proceso de cambio. En realidad, aunque duela decirlo, Bolivia es irrelevante a nivel global).
  • Profesionales mediocres: Ser cumplido, puntual y estudioso es digno de desprecio. Faltan ingenieros y técnicos pero sobran abogados y médicos (Vigente: Hoy siguen abundando abogados y ser estudiante aplicado / "corcho" no se reconoce como virtud).
  • Prensa corrompida: Periódicos no son muy críticos del gobierno so pena de ser censurados o clausurados. Prensa empoderada cuando el gobierno se muestra amedrentado. El periodismo es utilizado como palestra política (Vigente: Muchos de nuestros políticos fueron previamente  periodistas, columnistas o analistas en conocidos medios de comunicación: Palenque, Rodolfo Gálvez, Cristina Corrales, Carlos Mesa, García Linera, J.L. Exeni, Jimena Costa, "Gringo" Gonzáles , etc.).
  • Alcoholismo y juego: Por beber se olvida todo, hasta comer y se inventa mil pretextos. La ociosidad ha engendrado las dos pasiones (vicios) de los bolivianos: la bebida y el juego (Vigente: Hoy proliferan con éxito las peñas donde se juega cacho y los casinos donde se juega póker).
  • Falta de limpieza e higiene: El aseo personal es una incomodidad. La gente no tiene la costumbre de bañarse sobretodo en las altitudes (Vigente: Basta acceder al transporte público para constatar que la gente no se baña y que no existen nociones de limpieza).
  • Desnutrición: Mala alimentación. Deficiencias en agricultura. Estatura media de 1.65 cm (Vigente: No existe autosuficiencia alimentaria y son evidentes las deficiencias físicas del boliviano en las competencias deportivas internacionales).
  • Esterilidad Intelectual: Los intelectuales bolivianos aspiran a la popularidad para acomodarse en la política o el periodismo. La literatura no es original (Vigente: Todavía no tenemos algún literato o artista destacado internacionalmente).
No se necesita ser genio para darse cuenta que Bolivia sigue enferma. Quizás lo más aterrador es la especie de premonición que se incluyó en una reedición del ensayo:
"En caso de imponerse el comunismo en el país, muy fácil de
mover por su inmensa masa de indios analfabetos, de ociosos y desocupados, se
vería una esclavitud sombría y bárbara, peor que la del capitalismo que con su tiranía, abusos y crímenes no solo ha
despertado la envidia sino el odio intenso y sin límites de los obreros"
(Pueblo Enfermo, Cap. XII)
Solo queda preguntarse: ¿Cuánto tiempo más aguantará el enfermo? ¿Se recuperará?

No hay comentarios: