9 sept. 2015

Partido Nacional Antireeleccionista

No es invento ni broma. Es el nombre del partido político fundado por Francisco I. Madero, precursor de la Revolución Mexicana. Hoy varias e importantes vías públicas del país azteca llevan su nombre. “Sufragio efectivo. No reelección” fue la consigna con la que Madero dio inicio a la revolución que duraría diez años (1910-1920) y costaría la muerte a casi un millón de mexicanos.

Al frente, el enemigo a vencer, se encontraba Porfirio Díaz quien venía gobernando México por más de 35 años (Porfiriato) a través de la figura de la reelección indefinida, la anulación de la prensa libre y la aniquilación de la oposición. En contraste, su gobierno modernizó el país.

Díaz había sido héroe nacional durante la Segunda Invasión Francesa (1862-1867). Al culminar este conflicto con victoria mexicana, Díaz se involucra en la política y participa sin éxito en las elecciones presidenciales de 1867 y 1871. En ambas ocasiones es derrotado por el primer presidente indígena del continente: Benito Juárez; quien a su vez había estado gobernando el país (con tres reelecciones de por medio) desde 1858. Tras la votación de 1871, Díaz denuncia el triunfo de Juárez argumentando que la reelección era una traición a la democracia.

En 1872, sucede el fallecimiento de Juárez y se convocan a elecciones extraordinarias donde Díaz vuelve a perder, esta vez frente al número dos de Juárez: Lerdo de Tejada. En 1876, Lerdo de Tejada se repostula y logra la reelección. Esto provoca la indignación de Díaz quien lidera una revuelta popular que derroca al presidente reelecto. Todo bajo el principio de "que ningún mexicano se perpetúe en el poder y que ésta será la última revolución" y bajo el lema: "Sufragio efectivo. No reelección". Nada más y nada menos que la misma frase que Madero utilizaría 35 años más tarde para iniciar la revolución que puso fin al gobierno del mismísimo Porfirio Díaz.  
                
En 1917, se promulga la actual constitución mexicana. En su artículo 83 prohíbe la repostulación a la Presidencia de la República. Más adelante, una vez que la revolución se terminó de tragar a sus hijos (Madero, Zapata, Pancho Villa, Carranza: todos asesinados en distintas etapas), en 1928, se funda el Partido Nacional Revolucionario (hoy llamado PRI) que gobernó ininterrumpidamente por 70 años (1930-2000) con alternancia de ciudadanos presidentes pero no de partido en el poder.  

9 abr. 2015

Reserva moral de la humanidad: El derrumbamiento de la falacia

Desde su asunción al poder, el MAS introdujo un discurso indigenista que buscaba posicionar la imagen de Evo Morales como un líder de alcance mundial cuya principal ventaja diferenciadora era el hecho de “ser indígena”. Entre 2006 y el presente, este discurso fue mutando bajos dos corrientes distintas.

Una corriente es aquella que ha profesado la “utopía precolombina” que afirma que los quechuas, aymaras y guaraníes vivían sin mayores conflictos, casi en un estado de armonía y felicidad hasta antes del arribo de los españoles. Ama sua, ama llulla y ama quella eran las leyes de convivencia que regían dicho mundo utópico y fueron los invasores quienes introdujeren males como la corrupción, la flojera y la mentira.

Entonces frases como “somos la cultura del diálogo” o “somos la reserva moral de la humanidad” comenzaron a multiplicarse. Dentro esta corriente, es posible identificar a David Choquehuanca quien aparentemente cree de verdad que los cambios transcurridos en la última década tienen por detrás una explicación profética y hasta esotérica. Esto se refleja en anécdotas como la del cambio del sentido del reloj de la Asamblea Legislativa.

Más allá de los cuestionamientos y reproches a las ideas del Canciller, considero que las mismas no han impactado significativamente en nuestra vida cotidiana y hasta se las puede tomar como inocentadas o distracciones. Tan así que en un futuro post-Evo bastaría contratar a un relojero para dar marcha atrás al péndulo de Plaza Murillo.

La segunda corriente sería aquella que ha aprovechado las ideas y creencias de la primera para ejecutar un plan mayor que consiste en construir el mito Evo Morales. Para ello se hace uso de la propaganda política que frecuentemente trata de convencer a la población que todo lo que hace el Presidente es histórico, casi mesiánico. Es por eso que se aprovecha cualquier evento para montar un espectáculo cuyo eje central es Evo. La Cumbre del Clima, el lanzamiento del satélite Tupac Katari, el G-77, las ceremonias en Tiwanaku, el Rally Dakar, etc. son el tipo de eventos que en otros países pasarían desapercibidos.

Hace unos años estuve en México mientras se desarrollaba la cumbre del G-20 que contó con la presencia de “pesos pesados” como Obama, Hu Jintao, Merkel y Putin. En ningún lado pude ver un aprovechamiento de la cumbre para posicionar la imagen del primer mandatario mexicano. Pasando los canales de TV solo encontré publicidad gubernamental relacionada con la inauguración de carreteras que en todo caso no mostraban al Presidente ni a ninguna otra autoridad como ocurre en Bolivia. Del mismo modo, el Rally Dakar en la Argentina no fue un evento que copó la atención de los medios de comunicación. Ni hablar del lanzamiento del satélite peruano Chasqui que no provocó fiesta popular alguna en Lima.

Asimismo, dentro esta corriente se ha buscado la polarización de la sociedad boliviana entre malos (karas, neoliberales, separatistas) y buenos (indígenas, movimientos sociales, masistas). El tener bien definido al enemigo y recordarlo continuamente se convirtió en una estrategia política vital para el MAS. Conceptos como “empate catastrófico” o “tensiones creativas” son fruto de esta corriente cuyo propósito final parece ser el perpetuar al régimen en el poder por mucho tiempo. Y es precisamente en este segundo grupo que durante buen tiempo se quiso inculcar la idea absurda de que los indígenas (representados por Evo) eran moralmente intachables y que el vestir poncho o chompa en desmedro del traje y corbata era una garantía de transparencia. El ser o no ser probo dependía de los genes o de la formación sindical. Una canallada que para desgracia del Gobierno y beneficio del sentido común se ha ido desmoronando en los últimos años.

Sucesivamente fuimos testigos de autoridades indígenas involucradas en delitos graves (como los casos de violación que comprometieron al Alcalde de Pocoata o al asambleísta chuquisaqueño Alcibia). Y recientemente nos vinimos a enterar que existía un Fondo Indígena que no era otra cosa que un mecanismo para comprar conciencias y enriquecer ilícitamente a dirigentes indígenas. Una versión plurinacional de los gastos reservados ni más ni menos. Nunca existió tal reserva moral de la humanidad salvo en las mentes de los Maquiavelos y Robespierres del Gobierno. Raza, nacionalidad, religión, cultura o género no determinan ni condicionan la integridad y calidad humana de las personas. ¡Se cayó la falacia y qué bueno que sea así! Que al menos esto haya servido como aprendizaje social.

5 dic. 2011

Corrupción en Bolivia: El gran salto no llega

El reporte Índice de Percepción de Corrupción 2011 elaborado por la ONG alemana Transparencia Internacional que incluye el análisis de 182 países, sitúa a Bolivia en la posición 118 con un score de 2.8 sobre un total de 10 (alta corrupción). El Índice de Percepción de Corrupción (CPI, por sus siglas en inglés) no permite comparar las calificaciones a través del tiempo. Sin embargo, si se ensaya colocar en una gráfica las calificaciones registradas por los países más influyentes de América Latina en el periodo 1998 a 2011, es posible analizar los cambios en las posiciones y comparar los movimientos de cada país. Así, por ejemplo, podemos observar que en 2001 Colombia está mejor posicionada respecto a Bolivia, México, Argentina y Venezuela, siendo que en 1998 no superaba a ninguno de estos países. 

Es posible apreciar la mejora de la posición de Bolivia entre 2004 y 2008 donde seguramente influyeron hechos como: la creación de la Delegación Anticorrupción (gob. Carlos Mesa); la creación del Ministerio de Transparencia y Anticorrupción (gob. Evo Morales); la atención de las autoridades a casos de corrupción como los de Santos Ramírez y Luis Alberto Valle; entre otros.

Pese a estos avances, da la impresión que el país está estancado en el tema. Parece que el gran salto llegará solo cuando se encaren los problemas de fondo como ser: los bajos niveles de institucionalización, las debilidades en el poder judicial, la politización de la lucha contra la corrupción, la protección de los “peces gordos” debido a que tienen poder político o económico y - por qué no - la resistencia al cambio de mentalidad en la sociedad.

Nota: El CPI califica a los países en función a niveles de corrupción percibidos en el sector público que se elaboran a partir de evaluaciones y encuestas de opinión empresariales realizadas por organizaciones como el Banco Mundial, el Foro Económico Mundial, entre otros.

8 sept. 2011

Apoyo a Juan Antonio Morales

Hoy jueves, 8 de septiembre de 2011, Bolivia despertó con la noticia de la Aprehensión del ex-Presidente del Banco Central de Bolivia, Juan Antonio Morales.

Cualquier persona con un mínimo aprecio por el conocimiento y la honestidad intelectual que tuvo la suerte de escuchar a J.A. Morales sabe que esto no es otra cosa que un atropello más - por no llamarlo bajeza - del Gobierno de Evo Morales que cada día se parece más a una dictadura.

¿Qué pasa en Bolivia que una persona respetable como J.A. Morales es arrestado y, por otro lado, autoridades de Estado que trafican drogas (Alcalde de Calamarca), que cometen más de un accidente de tránsito en estado de ebriedad  (Senador Surco) o que apoyan la tortura (Senador Rojas) ni siquiera son sancionados y expulsados de su partido ? ¿A esto es a lo que se refería el Vicepresidente García Linera cuando decía "hay que quitarle el alma a la clase media"?

Se ha abierto la página web para recibir firmas de apoyo y solidaridad con J.A. Morales. Es un deber firmar la página, para todos aquellos que creemos que la educación continua y el enriquecimiento de las personas a partir del conocimiento y la cultura son los verdaderos generadores del desarrollo.

Revisando las firmas, encontramos el apoyo de bolivianos destacados a nivel nacional e internacional como Roberto Laserna, Eduardo Gamarra, Francesco Zaratti, Fernando Mayorga, Carlos Hugo Molina, Horst Groebe, Geroge Gray Molina, Maggy Talavera, Rolando Morales, Herbert Müller, entre otros.

20 may. 2011

Ministerio de la Verdad: Ley de Telecomunicaciones

"El Ministerio de la Verdad (Miniver en neolengua) era asombrosamente diferente de cualquier otro objeto que estuviera a la vista. Era una enorme estructura piramidal de reluciente hormigón blanco que se proyectaba, terraza tras terraza, hasta una altura de trescientos metros.
Desde la posición que Winston ocupaba, se alcanzaban a leer las tres consignas del Partido, destacadas con elegante caligrafía sobre la blanca fachada:
LA GUERRA ES PAZ
LA LIBERTAD ES ESCLAVITUD
LA IGNORANCIA ES FUERZA", (George Orwell, extracto de la novela "1984").

En "1984", Orwell nos relata una Inglaterra totalitaria dominada por el Partido Único llamado Ingsoc o "socialismo inglés". El Gran Hermano es el líder indiscutible - cualquier similitud con algún Líder Espiritual Apu Mallku Compañero y Hermano es mera coincidencia - que vigila a todos los ciudadanos a través de su mirada y la telepantalla (cuya mejor referencia en la cultura popular puede ser la de un capítulo de la teleserie Los Simpsons, donde Homero viaja al futuro y se encuentra conque su vecino, Ned Flanders, es el líder que vigila todos los pensamientos y aplica lobotomías a aquellos que osen dejar de sonreir).

El Ministerio de la Verdad se encargaba de reescribir la historia, eliminar noticias/ textos referentes al pasado y la impresión de nuevos documentos que reflejaban la historia oficial; en resumen tenía como función principal: mentir. El absurdo era tal que la historia era reescrita una y otra vez de modo que en ocasiones las naciones enemigas eran amigas y viceversa.
 
Por alguna razón, se me viene a la mente la figura del Ministerio de la Verdad en un contexto en el que el Gobierno de Evo Morales crea un Ministerio de Comunicación y en el que una diputada de su partido,  Rebeca Delgado, afirma sin ningún problema que en la nueva Ley de Telecomunicaciones se tiene que "hablar también de la regulación de acceso a internet, porque tiene información a veces, totalmente diríamos, poco confiable y en vez de informar, desinforma (incluyendo el contenido de la Agencia Boliviana de Infomación, me imagino)". ¿Hacia dónde va nuestro país?
 
Referencia: Nota de Los Tiempos/ANF.

13 ene. 2011

El MAS y su proceso de cambio: ¿Doble moral?

No todo lo que brilla es oro. Veamos:

12-nov (Equidad/Inequidad): Sacha Llorenti: "La Iglesia Católica discrimina a las mujeres...". Seguramente el Ministro de Gobierno desconoce que nuestro Apu Mallku anda agarradito de la mano de un tal Sr. Ahmadinejad, compañero revolucionario de un país que dicen relega los derechos de la mujer a segundo plano.
19-nov (Democracia/Autocracia): Evo Morales: "Desde el momento en que se nombra un Papa, solo de muerto puede salir de ese cargo". Quizás nuestro noble Apu Mallku cree que los compañeros Fidel y Raúl Castro al ser genuinos revolucionarios están exentos del voto popular.
08-dic (Humildad/Soberbia): García Linera: "Vargas Llosa es un gran literato pero fracasado e ignorante en política". Como el Vice sabe que pronto será reconocido como el mejor Estadista y primer Todólogo de la humanidad puede pues tildar a quien quiera de "ignorante", uno de sus adjetivos favoritos. Además, todos sabemos que Vargas Llosa se equivocó respecto al compañero y gran demócrata Fujimori. Pero, ¿cómo un ser omnipotente como el Vice - que dice haber leído miles de libros - puede ignorar que lo cortés no quita lo valiente?
10-dic (Ambientalismo/Contaminación): Evo Morales: "Con el Fondo Verde quieren privatizar la naturaleza". Nuestro Apu Mallku puede criticar la propuesta que quiera mientras siga fomentando el cultivo de hoja de coca pese a que dicen erosiona la Madre Tierra y amenaza reservas forestales. Total mejor tener coca anticapitalista que bosques capitalistas.