18 jun. 2010

Hegemonía del MAS: ¿Adiós a la democracia?

Mientras gran parte de la población boliviana mantenía total atención al desarrollo de la Copa Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010, la democracia boliviana estaba terminando de ser estrangulada. A nadie parecía interesarle el hecho de que el presidente de la casi difunta Corte Nacional Electoral, Antonio Costas, calificara de "locura" a la nueva Ley Electoral. En esos días, parecía que la mayoría de los bolivianos estaba hipnotizada y solo le importaba encender la TV y asumir el rol de "politólogo del fútbol".
Esa nueva Ley otorgaba al Presidente las facultades de convocar a Referéndum por decreto y de nombrar directamente a un miembro de cada ente electoral regional, prohibía los cabildos salvo permiso del Gobierno (bajo esta modalidad los cabildos que permitieron la constitución de las autonomías hubiesen sido ilícitos), limitaba la publicación de encuestas (solo una encuesta tres días antes de las elecciones) y la propaganda política, y hacía cada vez más difícil la organización de partidos políticas. Quienes pensábamos mal sobre el Gobierno de Evo Morales y creíamos que Bolivia se encaminaba hacia una "democracia" tipo Cuba, donde si bien desde 1992 existían elecciones municipales sin observadores internacionales, los candidatos no eran de partidos políticos (solo podía existir el gobernante Partido Comunista Cubano), sino que eran elegidos por juntas vecinales, es decir sindicatos autoritarios que pertenecían al partido gobernante y cuyos miembros solían ser ociosos, desocupados, profesionales fracasados, maleducados y vándalos. Además, Cuba venía siendo gobernada por la Familia Castro desde 1960, sin existir elecciones generales abiertas para el cargo de jefe de gobierno.

Una vez más, los bolivianos que siempre habíamos creído en la ecuación:

Desarrollo de Bolivia = - Política + Educación + Cultura + Emprendimiento Productivo,

estábamos en vísperas de una n-esima experiencia histórica de la ecuación:

Tiempo de Idiotas = + Política - Educación - Cultura - Emprendimiento Productivo.

En aquel nuevo tiempo de idiotas, muchos comentaban que el deporte nacional era la Política y que por eso a Bolivia nunca le iba bien en las competencias deportivas internacionales.

No es que algunos creíamos que la Política era dañina y que por ende, debía eliminarse. El problema era que durante esos nefastos años, al leer y releer la historia nacional, entendíamos cuán válida era la ecuación:

+ Política en Bolivia = + Estado ineficiente - Profesionalismo + Megalomanía Social - Razonamiento Lógico + Desinformación - Libertad de Expresión + Autoritarismo - Democracia + Pobreza - Riqueza

No hay comentarios: